#COMPEXATHLETES

MARC HERREMANS

Debutante”Rookie” del año del Ironman de Hawaii 2002
Ganador del Ironman de Hawaii 2006
 

"¡Jamás abandono!"
La historia de Marc Herremans bien podría ser una novela. Con altibajos y con una buena dosis de drama. Pero lo que convierte su historia en algo extraordinario es la firme convicción del vencedor del Ironman de conseguir  su sueño  Al inicio de su carrera como triatleta, Marc Herremans estaba obsesionado con la idea de convertirse en el atleta más completo del mundo. Sus resultados en el Ironman de Hawaii en 2001 mostraron que era posible hacer realidad su sueño. Herremans terminó sexto en la carrera más dura del mundo. El 28 de enero del año siguiente tuvo lugar una tragedia. Herremans sufrió una caída durante un entrenamiento en bicicleta en la isla de Lanzarote y se lesionó las vértebras D5 y D6. Quedó paralizado del pecho hacia abajo.

En  lugar de abandonar, Herremans comenzó su segunda vida en la cama del hospital. Seis meses después de su accidente, estaba de nuevo en la salida del IronMan, pero esta vez sobre una silla de ruedas. Era evidente que su vuelta era muy temprana tras su terrible accidente. Pero Herremans prosiguió. En 2004 terminó tercero en el IronMan, en 2005 llegó segundo y en 2006 consiguió la victoria.

“Aún tengo muchos objetivos”, afirma el vencedor del IronMan, “pero mi objetivo principal es caminar de nuevo. Tengo una fundación con ese nombre y creo firmemente en que algún día podré volver a caminar. Es una de las razones por las cuales mantengo mi cuerpo en la mejor forma posible. La otra razón es que estar en silla de ruedas no quiere decir que haya que descuidar el cuerpo,  todo lo contrario.

Compex es la clave de gran parte de mi entrenamiento. Sólo puedo trabajar mis músculos a partir del pecho. Pero mantengo fuertes los abdominales, la espalda y las piernas. Utilizo Compex varias veces al día. Para evitar la atrofia muscular, para mantener la irrigación sanguínea de las partes de mi cuerpo que ya no puedo utilizar y también para optimizar el entrenamiento de la parte superior de mi cuerpo. Para mí, Compex es pura magia.”

“Después de trabajar durante varios años con mi Mi Sport, he comenzado a usar Compex Wireless. Ahora el entrenamiento es mucho más fácil cuando monto en mi handbike sin cables de por medio, y además puedo llevármelo a todas partes. Compex siempre ha sido una parte  fundamental de mi entrenamiento y en mi vida. Creo que con la unidad inalámbrica, Compex ha elevado la electroestimulación a otro nivel.”

Image Gallery

Training Video